jueves, 5 de septiembre de 2013

introducción al coleccionismo suavito: Art toys

Todo esto empezó en los noventa con dos japoneses (De dónde si no!), los fundadores de Bounty Hunter. 
Tenían una tienda de ropa y camisetas y desde ahí empezaron a producir y vender figuras de vinilo que no representaban a personajes ya conocidos de la televisión o los cómic, si no personajes nuevos, creados precisamente para ese formato y que además, aun siendo muñecos, no iban dirigidos a un público infantil. Naciendo así un nuevo movimiento y una nueva manera de entender la ilustración. 
Esté empujón aguantó un tiempo, teniendo otras respuestas como GI Joes, legos o playmobils custom, Pero fue cuando Bounty Hunter empezó a contactar con colaboradores como KAWS, James Jarvis o Kozik cuando el fenómeno arrancó y salió de ASIA. 

Nuestro friend Terry Richardson con Kaws gigantes
Con el tiempo ya no hay distinción, más que la que es común en este gremio. Grandes empresas como Kid Robot (Fundada por Paul Bunditz) o Toys2r se dedican a la comercialización de estos pequeños muñecos, que suelen andar entre las 3 y las 8 pulgadas, excepto piezas concretas que se hacen para presentaciones y coleccionistas y que a mi me sacan el corazón por la boca cada vez que intuyo una cerca. 


Hoy en día los art toys son piezas de ilustradores brutales como Tara McPherson, Gary Baseman, Joe Ledbetter, Amanda Visell, Mark Riden, etc. sobre moldes de Soft vinyl (Plástico suavito) que llevan a otro estrato la etiqueta maldita de "arte underground".

Si lo vemos en nuestro terreno, hace un par de años se empezaron a ver en España algunos toys, sobre todo Munnys (Kidrobot) en blanco para el DIY y figuras de TokiDoki. Y tenemos grandes artistas introducidos en los toys como pueden ser Jaime Hayón o Labolab, pero fué a raiz de la exposición que el Centro de arte contemporáneo de Málaga, junto con la Casa encendida de Madrid y el coleccionista turco-alemán ToyKio, que instagram se llenó de Toys alucinantes, más elaborados que los Munnys y de artistas más consagrados: Y el conocimiento causó el furor. 

Porque estos bebés pintados a mano y limitados a, como mucho, 500 unidades, cuando te miran en directo te encojen el alma (y la cartera!). 

Aquí en Granada hace un tiempo vendían toys en la difunta Nostromo y alguno cayó, como un paracaidista por Julio Callejón, pero hoy, conseguir o ver estos toys en nuestra ciudad es imposible... O mejor dicho: ayer, porque tenemos TOYS! 

Hemos puesto el foco en la diversificación de producto relacionado con la ilustración y llevamos muchos años siendo coleccionistas de estas pequeñas piezas de arte, es momento de compartirlas con vosotros. 

Desde ayer tenéis en tienda cajas sorpresa (blindbox) de Scary Girl y de la nueva serie de Dunnys (Como son limitadas se agotan muy rápido y cada año salen un par de series que van renovando el mercado). Y piezas grandes de Tara McPherson, Easy Hey o DGPH, por empezar con unos ejemplos. 

No tenemos intención de crear más adictos a la escena, es muy duro/divertido tener que pelearte por piezas y ver como se van agotando mientras esperas, pero si no lo podéis evitar y os queréis apuntar al coleccionismo suavito aquí estamos para lloriquear y babear con vosotros :) 
Entre 3 y 5 cm, 10,90 €
Hoy os presentamos a los Dunnys, que vienen en cajitas blindbox, pintados a mano sobre el molde del conejo con orejitas largas más famoso de KidRobot con artistas como Andrew Bell, Cris Rose, Okkle, DGPH, Jeremyville (♥), Jon-Paul Kaiser, Julie West, Mishka, Nathan Jurevicius, Scott Tolleson, Scribe, Sergio Mancini, Ardabus Rubber o Carson Ting. 

Scary Girl, Alrededor de 5 cm, 10.90 €
Y la serie Scary Girl, diseñados por Nathan Jurevicius, un ilustrador y cuenta cuentos australiano. En esta ocasión no son solo Toys sin historia detrás, Nathan le ha dado a cada personaje de la colección un corazón y una historia, existiendo incluso una serie online y un videojuego sobre Scary Girl, una niña pequeña con un pasado misterioso que es adoptada por un pulpo gigante llamado "Blister".

Esta serie me hace una gracia especial por todas las piececitas que pueden traer sorpresa, como el pequeño pulpo protector que acompaña a cada uno de los personajes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada